Menu Principal:

GRUPO DE MATRIMONIOS DE NUESTRA SEÑORA DE EUROPA


Vaya al Contenido

Octubre 10

Reunión del sábado 2 de octubre de 2.010

Señor:«Auméntanos la fe.»



Dirigido por D. Lucas Berrocal de la Cal
Asisten 36 personas de 19 matrimonios.

Se informa a los asistentes de las próximas actividades parroquiales que irán centradas en la preparación de la JMJ 2.0011 que se celebrará en Madrid. Además de los aspectos logísticos, es necesaria una preparación interior.

"Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe"(cf. Col 2, 7)

Se proponen tres posibilidades para realizar el trabajo del grupo en el curso:

1º Seguir con la lectio divina del evangelio de los domingos.
2º Hacerlectio divina con el material que ha preparado la diócesis orientado hacia el lema de la JMJ "Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe"(cf. Col 2, 7)
3º Profundizar en el conocimiento del Credo como sugiere nuestro obispo para preparar la JMJ.

Después de un pequeño debate, se opta por practicar la lectio divina con el material preparado por la diócesis.


Para fomentar la oración, se hace propósito de realizar, al menos una vez a la semana, la lectura comentada del evangelio en común (en familia o el matrimonio).




Lectura del santo evangelio según san Lucas 17, 5-10

En aquel tiempo, los apóstoles le pidieron al Señor: -
«Auméntanos la fe.» El Señor contestó:- «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar." Y os obedecería. Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: “En seguida, ven y ponte a la mesa?” ¿No le diréis: “Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú ?” ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: “Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer.“ »

Algunas de las reflexiones surgidas de la lectura de la palabra:

  • Señor: aumenta nuestra fe para poder acoger con humildad la actitud de servicio con que tenemos que vivir y acoger la cargas que nos trae la vida.
  • El Señor nos ofrece todo símplemente por hacer lo que tenemos que hacer.
  • Recuerda la parábola de los trabajadores en la viña que son pagados todos por igual por hacer lo que a cada uno se le ha pedido.
  • En los momentos difíciles de la vida, el sufrimiento que hemos pasado, terminan con la satisfacción de que hemos cumplido nuestro deber.
  • A veces, el desgarro que suponen algunas situaciones difíciles que se nos presentan, que podrían ser causa de una pérdida de la fe, son un revulsivo en nuestro interior que nos hace pedir más ayuda a Dios y comprender que estamos en sus manos.
  • Debemos dar gracias a Dios por las inquietudes y agobios cotidianos que superamos como trabajadores de su viña.
  • Debemos imaginar a Dios observándonos al final del día que nos ve como siervos cumplidores.



Se recuerdan las palabras que al inicio de su papado pronunció Benedicto XVI:

"Queridos hermanos y hermanas, después del gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor. Me consuela que el Señor sepa trabajar con instrumentos insuficientes y me entrego a vuestras oraciones. En la alegría del Señor resucitado y con su ayuda permanente, trabajaremos y con María, su madre, que está de nuestra parte".


GLORIFICAD A DIOS CON VUESTRA VIDA

Regreso al contenido | Regreso al menu principal